5 consecuencias de la negligencia dental

 

Si bien los casos de negligencia dental no son tan ampliamente conocidos como los de negligencia médica tradicional; los primeros son tan comunes como los últimos. Cuando un dentista u otro profesional dental cometen un error en el tratamiento de un paciente, a menudo hay causa para una acción legal.

Sin embargo, las víctimas generalmente no saben que pueden presentar un reclamo de este tipo. Esto es porque no son conscientes de sus derechos o no los entienden. Cuando ocurre una mala práctica dental, la compañía de seguros del dentista no divulga los detalles del incidente; por lo que se sabe poco sobre la mayoría de los casos de negligencia dental o toda la experiencia del paciente con respecto a los errores cometidos por los dentistas.

 

Existen prácticas dentales que, realizadas erróneamente o ejecutadas mal, pueden traer problemas. Si usted sufre alguna de las siguientes 5 consecuencias de la negligencia dental, le aconsejamos que visite a su abogado de confianza lo más pronto posible.

Detección tardía o no detección de cáncer oral o enfermedades periodontales. En la mayoría de estos casos, sucede que no fueron tomados los rayos X correspondientes de manera periódica; Asimismo, ocurren debido a que nunca o en raras ocasiones, se produjo la toma de muestras desde la boca de los pacientes.

Lesiones en los labios, lengua, interior de la mandíbula y cráneo. Las complicaciones por lo general incluyen instrumentos dejados en canales; perforaciones de nervios y senos; embolias aéreas e infecciones que amenazan la vida. De estas infecciones, algunas pueden ocurrir debido a abscesos cerebrales, y osteomielitis. Muchas terminan en fatalidades y/o en daño cerebral irreversible.

Prótesis de puente y corona incorrectas. En su mayoría, se debe a que gran parte de los tratamientos reciben numerosas quejas, debido a márgenes abiertos en las prótesis, restauraciones sobresalientes y mala oclusión. En muchos casos se involucran múltiples unidades o “reconstrucciones de boca completa”. Incluso se ha alegado la falta universal de planificación del tratamiento en estos casos.

Infección causada por el mal uso de las herramientas dentales. Las infecciones en ocasiones llegan a ser tan severas, que pueden ocasionar muerte, abscesos cerebrales y artritis séptica.

Homicidio culposo como consecuencia de la anestesia y medicamentos. Los casos más comunes involucran la administración de medicamentos contraindicados por la historia médica de los pacientes; lo cual incluso puede ocasionar la muerte.

Por lo general, las personas no son conscientes de la necesidad de presentar una reclamación de negligencia dental (ver por ejemplo la web de http://www.justiciadental.com/); así como no consideran que su problema también podría estar afectando o afectar a futuro a otros pacientes del mismo dentista.

Recuerde que los estatutos de limitaciones de las afectaciones por negligencia dental determinan cuánto tiempo es válido antes de denunciar este suceso, y así presentar un caso.

Al no informar estos casos, los dentistas de bajo rendimiento se les permite continuar tratando a los pacientes inocentes; dañando no sólo a otras personas bajo su cuidado, sino también a toda la imagen de la profesión dental.