Arroz con leche casero

 

Hay postres que sin importar la edad o nuestros gustos, están hechos para deleitar nuestro paladar y regalarnos un momento de disfrute único. Este es el caso del arroz con leche, un dulce bastante hogareño y que nos regala la oportunidad de trasladar nuestros sentidos a la niñez y recordar cómo éramos consentidos por nuestros padres y abuelos.

Con el objetivo de devolverte el placer de comer este dulce, hoy te enseñaremos cómo hacer arroz con leche casero. La receta es bastante sencilla, pero lo más importante, con ella no querrás parar de comer este rico postre.

Los ingredientes detrás de un dulce casero

Antes de preparar este dulce, la invitación es para que dejes a la mano cada uno de los ingredientes que necesitas para su elaboración. De esta forma serás más ágil en la realización de la receta.

Los ingredientes que necesitarás son:

  • 2 tazas grandes de arroz
  • 5 tazas grandes de agua
  • ½ kg. de azúcar
  • ½ lt. de leche líquida
  • Un lata de leche condensada
  • Canela en polvo

Un manjar de los dioses

Preparar un arroz con leche casero es muy fácil y suculento. Hoy te contamos en unos sencillos pasos cómo elaborar este dulce y finalmente deleitar tu paladar con el resultado final.

  • En una cacerola agrega las dos tazas grandes de arroz y las 5 tazas de agua.
  • En otro recipiente deberás mezclar la leche con el azúcar y dejar que se integren bien ambos ingredientes.
  • Deja cocer el arroz, el tiempo que sea necesario de acuerdo a la velocidad de tu cocina, pero cuando veas que el mismo está casi seco agrega la leche con azúcar.
  • A partir de este momento baja el fuego a una llama media- baja y deja que poco a poco el arroz adsorba los ingredientes que le acabas de agregar.
  • Cuando el arroz esté listo, baja la llama al mínimo y agrega la lata de leche condensada.
  • Revuelve de forma suave y envolvente, hasta mezclar por completo este nuevo ingrediente.
  • Apaga la cacerola y retírala del fuego.
  • Una vez frío, espolvorea el arroz con leche con la canela en polvo o coloca una rama de canela sobre el mismo y tapa.
  • Lleva la cacerola a la nevera para que el dulce tome mejor consistencia.
  • ¡Listo! Ya puedes servir y deleitar tu paladar con el dulce sabor del arroz con leche casero que acabas de preparar.

Y si además de los postres con arroz te gusta la paella, no dejes de visitar en Madrid una de las mejores arrocerías de Madrid, taberna La Gaditana